La biblia: sólo la comprenden los que son entendidos de Dios: Muchos serán limpios, y emblanquecidos, y purificados; mas los impíos obrarán impíamente, ninguno de los impíos entenderá, pero entenderán los entendidos.
Hay muchas sectas evangélicas, pero ninguna acepta al Mesías. Porque el Mesías no es el jesús inventado por el católico romano. ¿Hubo razón alguna; para nombrar por primera vez, cristianos en Antioquía a los discípulos? No la hubo. Y si no hubo razón alguna para llamararlos así a los discípulos en Antioquia, es decir claramente, que anteriormente al Mesías no se le llamaba jesucristo. Eso fue por causa del odio a los judíos por Roma: pués si Roma odia a los judíos; está odiando al Mesías porque él es judío. Y si somos seguidores del “judío” debemos andar como él anduvo 1 Jn.2.6: El que dice que está en él, debe andar como él anduvo: circuncidado de corazón, circuncidado de carneEz.44:9, circuncidado de espíritu, circuncidado de oídos: de todo lo que Dios quiera, así de esta manera: Y él le dijo: antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.Lc.11:28. Entonces la nueva religión es judía mesiánica; y no cristiana mesiánica.
El vino de la fornicación es la doctrina inventanda por Roma, dueña y señora de todas las naciones; ella es la que representa a las otras tres bestias que se nombran en Daniel: babilonia, Medos persa, y griega. Los otros pequeños imperios después de Roma, para Dios no son separados, pues él los involucra y los asocia al de Roma; y esto es porque todos llevan el camino de la perversidad. Así que todos éstos pueblos desde la fundación del mundo no tienen parte dentro del pueblo de Israel. Al menos que alguno se convierta; porque Dios no hace acepción de persona. Dt.10:17:
Porque el Señor vuestro Dios es Dios de dioses, y Señor de señores, Dios grande, poderoso, y terrible, que no acepta persona, ni toma cohecho. El destino de los antisemitas, es estar a la izquierda del Maestro: y estos son los descendientes de Cham y Japhe. El Apóstol Pablo enfáticamente está advirtiendo, que el resultado de todo lo dicho es: guarda los mandamientos 1 de Co.7:19. Pero todas las iglesias evangélicas protestantes juntas con la católica, no conocen éste mensaje de Pablo en 1 de Co.7:19. Porque ¿acaso la circuncisión no es un mandamiento de Dios? Gn.17:10. ¿De quién es la ordenanza de la circuncisión? ¿De Abraham, de Moisés o de algún otro profeta? No, es mandamiento de Dios. El Apóstol Pedro dice, que tuercen las escrituras de Pablo. 2 de P.3:15,16: y Tened por salud la paciencia de nuestro Señor; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito también; casi en todas sus epístolas, hablando de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para perdición de sí mismos. Por eso es que todos los llamados del arrebatamiento se van a llevar tremenda sorpresa. Cuando le digan al Señor: en tu nombre hicimos….. y él les protestará: apartaos de mí, obradores de maldad, por cuanto no hicistéis la voluntad de mi Padre. S.Mt.7:21-23. Ese es el chasco que se llevarán por no guardar la ley.
Adversidad contradictorias.
Col.2:17: Arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis aprendido, creciendo en ella con hacimiento de gracias.
Hb.8:5: Los cuales sirven de bosquejo y sombra de las cosas celestiales, como fué respondido a Moisés cuando había de acabar el tabernáculo: Mira, dice, haz todas las cosas conforme al dechado que te ha sido mostrado en el monte.
Hb.10:1: PORQUE la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se allegan. (se trata de la ley ritual)
Stg.1:17: Toda buena dádiva y todo don perfecto es de lo alto, que desciende del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. (Es decir: la ley ritual termina en el Mesías Ro.10:4 de eso es de lo que se trata y no de la ley espiritual)
Is.4:6: Y habrá sombrajo para sombra contra el calor del día, para acogida y escondedero contra el turbión y contra el aguacero.
1 Ti.1:16: Mas por esto fuí recibido á misericordia, para que Cristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habían de creer en él para vida eterna. ¿Qué es lo que hay que creerle a Cristo? Cristo le dijo al rico: ¿quieres entrar en la vida? Guarda los mandamientos. S.Mt.19:17. Eso es lo que hay que creerle, porque la ley es la sombra de los bienes venideros, y porque será dentro del corazón para siempre por toda la eternidad. Jr.31:33: Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Daré mi ley en sus entrañas, y escribiréla en sus corazones; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Ese es el Nuevo pacto, el cual se hará cuando Cristo (el Mesías) venga la segunda vez. Eso no lo dude. Pablo también lo dijo: así que nadie nos juzgue; por comer y beber cosas que Dios santifica, ni tampoco por guardar fiestas nuevas lunas ó sábado, que son sus ordenanzas hasta que llegue el Nuevo pacto. Está el Nuevo pacto que significa el traspaso, el cambio de lo que estaba dicho de lo ritual, a haMashiaj (el Mesías) el pacto que estaba fundado hasta que viniera haMashiaj (el Mesías). Por eso se dice Nuevo, porque el otro dejaba de ser. Esto habiendo ocurrido cuando el sacrificio (la crucifixión) del Mesías. Pero no se confunda con la presentación de haMashiaj (el Mesías) durante toda la escritura, lo que llaman antiguo testamento, porque al referir el Nuevo pacto en Jr.31:33 es que Dios establecería la forma de la ley en el corazón, para siempre. Sus ordenanzas son la sombra protectora, es decir: que en el futuro cuando él venga, tendremos la ley de Dios en el corazón por toda la eternidad. Esto es lo que se dice del Nuevo Pacto en Jr.31:33, a lo cual dije anteriromente que incluso Pablo habla de ello. Todo esto lo he escrito dirigido por el Espíritu Santo en cuya presencia estoy, dándoles, ésta orientación del Señor, y sepase que de los muchos que son dejados también están: los que se dicen cristianos y no lo son; porque son iglesias de satanás, porque ni aun las dos sectas existentes en este tiempo, que se dicen guardadoras de la ley, las cuales son los adventistas y gedeonistas: esas tampoco están guardando la ley como debe ser. Porque está bien claro que Cristo (el Mesías) dijo: “Guarden los mandamientos”. No nos dijo el sábado solo, y que seamos escrupulosos con los alimentos; sino con todos sus mandamientos, exceptuando la ley de los sacrificios, que como bien uds. saben que el Mesías es el fin de la ley de los sacrificios. Ro.10:4. Así que si quieren entrar en la vida, no sigan confundiéndose en las leyes, y estén claros que ninguna de las leyes son de Moisés ni del Mesías; porque él nos refirió la ley del Padre. S.Mt.5:18. Y estén claros que la doctrina que él nos dió no es suya, sino del Padre. S.Jn.7:16. Todos los cristianos están muriendo sin justificarse, en la doctrina del Padre. Estos cristianos no saben lo que es “gracia.” Si a un niño le regalan una bicicleta, agradecido le dice al padre: ¡gracias por el regalo! ¿el cristianismo está aceptando el regalo de Dios que es guardar sus mandamientos? En este caso, al contario a lo del muchacho, el crisitianismo no está recibiendo los mandamientos que es su gracia; porque el que no reciba la gracia de los mandamientos de Dios; pues que sigan con el diablo caminando rumbo al infierno. Porque el Mesías dijo: quieres entrar a la vida, guarda los mandamientos. S.Mt.19:17 y sepan que esto es lo que van a recibir si no los guardan, cuando el Mesías venga: S.Mt.7:21-23.
Los mandamientos: que es su ley, es el don de gracia. Porque desde Adam el ser humano peca contra el don de gracia (su ley) la cual es un regalo inmerecido de Dios. así que, no se engañen más: que si ud. no guarda la ley, no está bajo la gracia. Así que si ud. es adventista o gedeonista debe cumplir todos los mandamientos de Dios, no solo el sábado, y los alimentos limpios. No menosprecien a Moisés y al Mesías, porque están menospreciando la sangre de Cristo la cual es un regalo de la gracia de Dios para limpiarnos del pecado. Hb.10:28,29. No sigan en el camino de error. Corrobora con lo que te digo: hazlo a tu manera pero colabora.