Es muy díficil que la humanidad reflexione

                                              MENSAJE DE MI PADRE

Shalom Alejem.

Estaba mirando del video en youtube acerca de los nombres del Eterno, y deseamos compartir con usted de la palabra de Dios, tal como dice la escritura en 1 de Pedro. 4:10: Cada uno según el don que ha recibido, adminístrelo á los otros, como buenos dispensadores de las diferentes gracias de Dios. Y esto es pasando a otros esta buena nueva para la salvación de vuestras almas. Y es lo siguiente:

Es muy difícil que la humanidad reflexione en cuanto a la realidad de la palabra de Dios, porque el engaño es tan grande que ha sido adulterada la palabra de Dios cada vez más. El Eterno Dios desde el principio, él no se dio a conocer por ningún nombre; por lo tanto el nombre de jehová es una apostasía, porque él no se nombró por ningún nombre. Solamente él le dijo a Moisés que su nombre es un verbo, y un verbo no es un sustantivo. Cuando Moisés le preguntó con cual nombre diría al pueblo del que lo había enviado, la única respuesta que tenía que darle es : YO SOY me ha enviado a vosotros. Ex.3:14. Además le dijo a Moisés que él se había aparecido a Avraham, Yitzjak y a Yaakov en el nombre del verbo conjugado en su persona. Así que si él le dijo a Moisés en el capítulo 3:14 que lo identificara al pueblo con el nombre de YO SOY EL QUE SOY. Luego lo que se dijo en el cápitulo 6:3 en la primera parte del verso del verbo es lo siguiente: Y aparecí a Avraham, a Isaac y a Jacob bajo el nombre de Dios Omnipotente, fíjese como dice el Segundo renglón o línea del verso: mas en mi nombre jehová no me notifiqué a ellos. Eso que está dicho en la segunda parte del verso es el resultado de la segunda mentira de satanás, para contradecir la palabra de Dios. La primera mentira que le dijo satanás a la mujer es / no moriréis / Gn.3:4. Luego entonces, se ve que la segunda mentira es poner en la segunda parte del verso Ex.6:3 el nombre jehová, y que éste nombre no lo haya podido pronunciar Avraham, ya que Dios le está diciendo a Moisés que él no se había aparecido a Avraham, Yitzjak y Yaakov, bajo el nombre de jehová. Y por eso le decimos conscientemente que el nombre de jehová es una apostasía, y es la segunda vez que satánas miente. Hay un dato curioso sobre el angel del Señor, el cual es el Espíritu Santo, que tampoco su nombre se nos es revelado Jue.3:18.  El pueblo cristiano en general ha cometido fraude adulterando la palabra de Dios. Ex.20:14. Se las voy a dejar así, para que piensen lo malo. El Señor le dijo a Moisés, que el pueblo debía de creerle para siempre. Ex.19:9. El pueblo de Dios; ¿ha creído para siempre en Moisés? NO. Jn.5:46,47. Ellos tenían en muy sublime sus costumbres, pero no los madamientos dictados por Dios a Moisés; por eso es que haMashiaj se los recriminó. Y haMashiaj en ningún momento dijo que la ley de Moisés era cuestión del pasado; eso está recalcado por los Apóstoles, mediante el Espíritu Santo. Ro.2:13. Pablo le dice a los judíos: Porque la circuncisión en verdad aprovecha si guardares la ley; mas si eres rebelde a la ley, tu circuncisión es hecha incircuncisión. Ro.2:25. Es decir, que la circuncisión es un mandamiento de Dios, que fue hecho en Avraham, y promulgado en Moisés y en haMashiaj. Ro.15:8. Dice la escritura Hb.10:28: que menospreciar la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos irremisiblemente muere sin ninguna misericordia: dice el verso 29: ¿cuánto pensáis que será más digno de mayor castigo, el que oyaré al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del testamento, en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Ahora, si el testamento dice, que haMashiaj promulgó la ley según Mt.5:18: ¿por qué apartan la circuncisión del testamento? Nuestro entendimiento es que ustedes están enrredados, y atrapados en los lazos que el Diablo les ha tendido, dejándose guiar por los errores escriturales; porque estos teniendo apariencia de piedad, son engaños espirituales, cegándolos para que no vean esos puntos de la ley; por que el adversario sabe, que a la vez que no se cumpla un mandamiento: Dios los hace culpable de todos. Stg.2:10.