Ustedes están en contra de las fiestas

                                          MENSAJE DE NUESTRO PADRE

Ustedes están en contra de las fiestas que están ordenadas en las esrituras, fiestas que haMashiaj (el Mesías) y sus discípulos cumplieron. Y es un proceso que él (Dios) dijo que se cumplieran para siempre; e incluso haMashiaj (el Mesías) ordenó andar como él anduvo, cumpliendo la palabra del Padre; y las festividades escritas en la Biblia, son palabra del Padre. La iglesia debe cumplirlas también. La iglesia debe comprender que las fiestas hebreas seguirán, siempre que exista el pueblo de Israel, y que el gentil una vez que es convertido es injertado en el mismo pueblo, porque Dios no hace acepción de personas; y si Dios injerta al convertido en el mismo árbol, pues entonces no hace diferencia alguna. Por lo tanto: le pedimos en el nombre del verdadero haMashiaj (el Mesías) que reflexionen porque le es necesario a la iglesia, el cumplir con todas las ordenanzas referente al pueblo en todas sus ordenes.

En los pensamientos apostólicos de la iglesia, el Apóstol Florentino Almeida en el pensamiento de 1996 dice: Es de sabios rectificar. Rectifiquemos ahora con toda la fe y con gran valor. “Volvamos a nuestro primer amor”.

Si nuestro Maestro nos indicó: SMt.5:18 Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas. Nosotros entendemos que todavía no han pasado todas las cosas, han sucedido muchas, y todos nosotros sabemos que estamos al borde del final como dijo haMashiaj (el Mesías) de acabarse todas las cosas. Nosotros somos ungidos, hijos de Abraham sin retroceso, y le decimos a nuestros hermanos como dijo el Apóstol: el rectificar es de sabios “Volvamos a nuestro primer amor”.

La actuación del tatuaje que la gente se está haciendo hace tiempo, eso está contra indicado en la ley de Dios, y no se debe de hacer. Levíticos 19:28. Es una de las contradicciones que no ayuda al hombre delante del Señor.

 

 

Sus hermanos que los aman desde aquí, Israel.