MENSAJE DE NUESTRO PADRE.

Las dos olivas: una es Moisés, y la otra es haMashiaj el Mesías.

 

Dios decretó la ley en Moisés, y haMashiaj el Mesías (Cristo) la promulgó. Y sin duda Moisés es una oliva, y Cristo es la otra oliva; porque menospreciar a Moisés: es menospreciar a Dios, por eso es que es una oliva; porque no creer en Moisés es estar sentenciado a muerte Hb.10:28. Y no creer a haMashiaj el Mesías (Cristo) es muerte igual Hb.10:29. Pero no, Cristo no es el Mesías; que va, que va, que no (sarcasmo). Han puesto su corazón como diamante, para no escuchar la ley completa. Al que le sirva el sayo que se lo ponga. Dios no hace acepción de personas.Nm.15:15,16; Dt.10:17; Hch.10:34; Ro.2:11; Ef.6:9; Col.3:25.

 

La actuación del tatuaje que la gente se está haciendo hace tiempo, eso está contra indicado en la ley de Dios, y no se debe hacer. Levíticos 19:28. Es una de las contradicciones que no ayuda al hombre delante del Señor.

 

El Mesías está muy cerca.

Deseando entiendan esta, atentamente Simón.