Respuesta para un hermano.

                                  MENSAJE DE NUESTRO PADRE.

Respuesta para un hermano.

La respuesta a tu pregunta es muy sencilla. Te lo responde el Mesías – Cristo. Solo tienes que creer en lo que él nos dijo en S.Mt.19.17: Y él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno es bueno sino uno, es a saber, Dios; y si quieres entrar a la vida, guarda los mandamientos. Si los mandamientos tú los crees de acuerdo a como Dios los enseña en las escrituras, de cierto te digo que serás salvo. Muchos son los que critican los mandamientos de Dios, y no han logrado pornerlos en orden como fe de lo que debemos creer. Todos los pastores de este tiempo están predicando un evangelio, sin el correspondiente derecho de la verdad. Por lo tanto, ya de antemano Cristo los tiene condenados. S.Mt.7:21-23. Eso que está expresado ahí, esa es la respuesta que el Señor les dará cuando él vuelva, por no hacer la voluntad de su Padre. Porque en el presente, todos han torcido las escrituras como nos muestra Pedro en 2 P.3:15-16. Esto claro está, que las iglesias se han apartado del mandato de Cristo que es: guardar los mandamientos de Dios. S.Mt.5:18. En la biblia se nos dice que Cristo es el espíritu de la profecía. Ap.19:10. Y hay una cosa que está clara: que las iglesias están en las torceduras, y se han deslizado de las enseñanzas de Cristo. Pero Pablo lo deja claro: Mas aun si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro Evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema. Ga.1:8. Los mandamientos de Dios no pueden ser cambiados ni aunque lo diga un ángel de cielo. Pablo nos enseña que debemos creer en el que levantó a Cristo de los muertos. Ro.4:24. El informe real que nos da Pablo, es que Cristo nos suministra la circunsición. Ro.15:8, ese verso todos lo han torcido. Pedro también dice: Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, tornarse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero probervio: el perro se volvió a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno. 2 P.2:21-22.

Si quiere saque sus propias conclusiones.

 

No usen tatuajes ni permitan su uso, por nada ni nadie.Lv.19:28.

El Mesías está muy cerca.

Atentamente Simón.