El siervo de Dios.

Buenos días tengan todos.

Hoy es 29 del 12 del 2018.

Quiero que escuchen estos pequeños datos, que tengo aquí recopilados, para que vean la verdadera intención que tenemos, para que ustedes tengan el verdadero conocimiento de lo que es el plan de salvación de Dios. Así que, dice la palabra:
El siervo de Dios para evangelizar a una persona sea griego, romano o de cualquier nación, debe presentarle todas las credenciales de la doctrina de Dios. Vamos a leer Is.55:11. Vayan tomando conciencia de esto que se expresa en la palabra de Dios. HaMashiaj no vino a abrogar, no vino a quitar, no vino a violar ningún edicto que haya dicho ningún profeta; así que, por lo tanto pongan atención.
El Mesías no habló de sí mismo S.Jn.7:16. Verdaderamente eso es lo que tienen que entender todos los que se dicen ser cristianos; aunque hay una frase que dice: Del dicho al hecho va un estrecho. Y esto hay que ver con claridad las cosas como son.
Nosotros creemos que los evangélicos y católicos le han presentado al mundo falsos Mesías S.Mt.24:24. Mesías que son como se dice ahí, según el romanismo: cristianos, falsos cristos (leer S.Mt.24:24). Pues por no presentar la palabra como salió de la boca de Dios en Is.55:11, el plan de salvación que están presentando es nulo, porque están hablando de sí mismo; no como haMashiaj presentó la doctrina del Padre, no la están presentado ellos.
Debemos presentar la ley completa S.Mt.5:18. Entonces, como decimos nosotros; la ley hay que cumplirla completa. Y cuántos fenómenos hay que no quieren cumplir de ninguna manera, y así están hablando de rapto, y están hablando de qué sé yo, y que de los violentos. ¡Eh! Van arrebatar, pretenden arrebatar el Reino de Dios. Sí, cómo no. Háganse esa idea y no salgan de esos malos preceptos o de esas malas ideas, de esa mala formación doctrinal para que ustedes vean. Entonces sí van a tener un percance muy gravoso.
Porque para poder participar del Reino de haMashiaj aquí, para siempre; hay que ver a S.Mt.19:17, ahí, la instrucción del Maestro (leer la cita). Si quieres entrar en la vida; bueno, guarda los mandamientos. No empiecen a especular ni que decir: no, porque esto; no porque los otros según dice en la biblia; porque el diablo ha introducido muchos errores, para que crean en los errores, para que crean en la mentira. Porque toda palabra que salió de la boca de Dios debe cumplir el propósito para la cual Él la envió. Así que, no puede venir el enemigo a estar induciéndolos, como los tiene inducidos. Porque ustedes saben perfectamente que, hay mucho reguero de palabras, mucho reguero de religioso, que eso no es lo que dijo haMashiaj: Para que todos Padre, como tú y yo somos uno solo S.Jn.17:21. Entonces todos tenemos que ser uno solo, ¿Dónde está la unidad? De lengua, pero no de hecho. En todo caso, porque dicen: bueno, ellos son así, los otros son asao; pero nosotros somos la verdad. Siempre todo el mundo para sí va hablar eso, hablar de sí mismo, en sí mismo; no en la autoridad de Dios. Y que para poder participar del Reino hay que obedecer hay que guardar los mandamientos, porque eso es entrar en la vida. Entrar en la vida significa: cuando venga haMashiaj; entiende cómo es, él aparta sus ovejitas para su lado derecho, y todos los cabritos grandes y chiquitos, que son cabritos, cabros y cabrones; todos esos van para sufrir el infierno del lago de fuego y azufre; eso téngalo por seguro, porque eso es lo que dice la palabra; en la resurrección ellos van a ir para allá, según S.Jn.5:28 y 29. También dice esto y lo justifica Pablo, también lo está justificando aun que él tiene una variación. Ro.2:13; Ro.3:31; Ro.15:8. Leer los versos.


Hay que establecerlas, hay que establecer la ley; y no puede decir: el mandamiento del sábado, y de las comidas sanas (limpias) solamente no; y el padre y la madre, y todo lo que está dicho en los Diez Mandamientos y en los demás mandamientos; porque todo eso es salido de la boca de Dios, mandado a Moisés, a Elías y Jeremías a todo siervo del Señor; sus profetas y discípulos. Hablar una cosa contraria, es como lo dijo Pablo en Gálatas 1:8 y 9. Me estoy saltando de esto pero, es que es conveniente que puedan entender la justicia plena de Dios, sin tapujo ninguno. Záfese de los lazos del enemigo (leer Gálatas 1: 8 y 9). Ahora leer Ro.15:8. Él es siervo y ministro de Dios: Hijo, Unigénito en la presentación del juicio que Dios hace; porque no hay más juicio, es Unigénito por eso; porque no van haber dos juicios, ni tres, ni cuatros, ni nada de eso, es uno sólo que se hizo en cuanto al sufrimiento del Mesías. No han querido comprenderlo mucho hasta ahora, y muchos que creen comprenderlo no lo están entendiendo.
Así que por lo tanto, debemos ver que de la boca de Dios salió la circuncisión también. No la sigan rechazando por favor de uds. mismos, no la sigan rechazando. Si no es así, no habrá nada para nadie; tengan plena seguridad.
Si no se cubren, no quiere decir la kipáh: un sombrero, una gorra lo que sea. Cúbrase por el hecho de la fe de creer en el Señor, que Él mandó a sus directores de la fe los que llevan los oficios del templo, a los sacerdotes y a todo el pueblo que estuviera cubierto Lv.10:6,7; Ez.24:17,23, para que tengan dignidad de Dios, para que se recuerden de que Dios está sobre uno.
Todas estas cosas pueden entenderlas así, con el favor de Dios. Amen.

Todo lo que Dios hace es perfecto; sobre eso no se añade ni se le disminuye: es el temor de Dios Ec.3:14. Entonces, lo hace Dios para su temor, sus mandamientos su ley, para que teman a Dios; para que lo respeten, para que hagan lo que Él dice. Porque su palabra que sale de su boca a través de sus Apóstoles y profetas es cierta y verdadera, y nada hay que añadirle, ni quitarle tampoco nada. Entiendan bien las cosas. También eso lo dice en Stg.2:10 (leer.) Dense cuenta que están incumpliendo muchos puntos de la gracia de Dios, que nos otorga por su voluntad: don inmerecido; porque todos somos pecadores, el que más o el que menos; todos hemos sido y somos pecadores. Entonces es un don inmerecido, por eso es que es su gracia: guardar los mandamientos, que es la luz de la vida. Aleluya. Santificado, Magnificado, Ensalzado y Loado es su Santísimo nombre. Yo no digo que sea, yo digo: es su Santísimo nombre; porque habemos en la tierra quienes santificamos su nombre guardando los mandamientos de un punto hasta otro.
Dice Pablo: No juzguéis 1 Co.4:5. Qué bonito verdad. Tener la alabanza de Dios, y que nadie juzgue antes de tiempo. ¡Ah! Que nadie le diga a nadie lo que es pecado. El pecado es la transgresión de la ley dice San Juan 1 S.Jn.3:4. ¡Ah! Que no le digan eso a la gente.
Yo no sé cómo, cómo es que están creyendo; porque la transgresión, el pecado es transgresión dice el Apóstol. Entonces, cómo no se va a juzgar nada antes de tiempo, cómo no se va a juzgar. Porque el mismo Pablo hizo juicio en el mismo Corintio contra aquel que andaba con la mujer de su padre allí también. 1 Co.5:1-5. Pablo sobre eso habló. ¡Ah! Eso no hay que decírselo a la gente convenientemente para que no pequen y, para que se arrepientan del pecado.

El bautismo es arrepentimiento; la sangre de haMashiaj es: borrar el pecado. Pero si uds. siguen pecando, y si uds. no guardan los mandamientos ¿qué están haciendo? ¡Pecando!


Dice San Juan contra eso; por eso yo pongo que es una trivialidad, eso que dijo Pablo es una trivialidad. Es trivial, porque San Juan dice lo contrario, que juzguemos S.Jn.7:24. Más juzgad justo juicio. Sin embargo, si ud. no juzga a las personas en el tiempo que venga haMashiaj, ¿vamos a saberlo todo? Sí, saber lo que tú hiciste, malo o bueno; pero si lo hiciste malo vas a decir: ah, no; porque yo no; ah no, porque qué sé yo. No, no, no; aquí la ley es para que nosotros andemos en los caminos de Dios; sus planteamientos, el plan de su justicia, de su gracia, que es su salvación. Hazme la gracia de tu ley, así dice el salmista Sal.119:29. Hazme la gracia de tu ley: házmela a mí también, hágasela ud. también en el nombre de haMashiaj. Aleluya. Amen. Así que, eso es así.
Esta posdata es para que no sigan lejos de la ley.
No sigan lejos de la ley. Obedezcan plenamente la justicia de Dios. Ese es el todo de nosotros para entrar en su Reino glorioso cuando haMashiaj venga con toda la autoridad del Padre. Porque muchos me dirán en aquel tiempo: Señor en tu nombre hicimos… en tu nombre echamos fuera demonios, hicimos milagros, maravillas. Eso lo dice la palabra de haMashiaj, le dirán eso. Y, él ¿qué contesta? Apartaos de mí, obreros de maldad; porque no hicisteis la voluntad de mi Padre. Eso es exacto, eso es en S.Mt 7 del 21 al 23.
Escuchen lo que les digo. Tengan atención y consideración de este siervo de Dios, que respeta su palabra, su gracia; por que es su misericordia, su buena voluntad su verdad. Si no se hace la voluntad de Dios, haMashiaj lo dice ahí: por cuanto no hicisteis la voluntad de mi Padre. En S.Jn 7:16 dice: Mi doctrina que yo predico, no es mía; es de mi Papá de mi Padre. Gloria a Dios. Haga ud. lo mismo; santifique a Dios, para que ud. tengan también una participación en el Reino.
Arrepiéntanse de sus pecados, para que puedan participar del Reino.
Escuchen este mensaje y sean agradecidos.
En el nombre de haMashiaj tengan esa gracia.
Paz – Shalom.