La kIpáh. La Transfusión