La ira

La ira de Dios alcanza a toda nación sin acepción, porque ninguna ha puesto en práctica lo que Dios ha ordenado para todos sin acepción; es decir, que Él no ha excluido a ningún pueblo de su protección Is.51:4; Is.2:3,4, y tampoco se ha cumplido con lo que Dios ha ordenado, porque Él presentó su ley sin acepción Nm.15:15,16, y por no cumplirse su mandamiento; los desastres de plagas serían sin acepción, de pueblo nación o lengua. Hay en la actualidad hay agrupaciones que se denominan: mesiánicos, pero son un bulo, porque se notifican falsamente, buscando en el alfabeto morse letras para indicar nombre que Dios no ha dado. Dios solo notificó su nombre, por apelativos, como: Dios Todo Poderoso,
YO SOY EL QUE SOY, Y el de haMashiaj también es un (acrónimo) Imanuel – Dios con nosotros. Is.7:14; 9:6; S.Mt.1:23.
Hay muchas observaciones escritas las cuales los indoctos tuercen para su propia perdición; porque escribir una cosa que no es o decir lo contrario, es ir contra la ley, y eso es pecado; porque pecado es ir contra la ley 1 S.Jn.3:4. Pués también es pecado decir mal las cosas, sin investigar si están bien escritas o no, pues como dijo el Apóstol que tuercen los demás escrituras también. El Salmo 115:16 al español también está mal escrito.
Les aconsejamos que pregunten por Internet sobre las escrituras en la biblia hebrea para que tengan shalom - paz.
Esto está escrito conscientemente para que busquen de por sí mismos, si los están guiando al Reino de Dios o al infierno.